Washington puso ahora a Beijing en la “lista de vigilancia” en la que incluye a aquellos socios comerciales que, a su juicio, merecen “atención especial” sobre sus prácticas monetarias.


Compartir:

Dejanos tu comentario