Todos los goles en el estadio Tomás A. Ducó se produjeron en la primera parte. A los 27 minutos, Lucas Janson, con un cabezazo, puso en ventaja a los dirigidos por el entrenador cordobés Mauricio Pellegrino.

La igualdad provisoria llegó a los 41m. llegó por intermedio de Norberto Briasco, quien aprovechó una grosera equivocación del fondo visitante.

Y los 45m. del primer período, el delantero Cristian Tarragona llegó por el centro del área para establecer el desnivel.

Vélez se insinuó superior en la primera etapa y ya en el minuto inaugural había inquietado al arquero Cambeses, con un remate de Thiago Almada.

Con el simple recurso de presionar bien arriba, con dos extremos bien abiertos (Lucas Janson y Luca Orellano) y con un Federico Mancuello que hizo una muy buena utilización del recurso de la pelota parada, el equipo del DT Pellegrino resultó más, sobre todo en los primeros 30 minutos.

El pibe Orellano dispuso de una chance clara a los 20 minutos (lo perdió por no poder pegarle de derecha) y luego exigió una buena respuesta del guardavallas Cambeses (26m.), que envió el balón al córner.

Del tiro de esquina llegó la apertura del tanteador, cuando Mancuello lanzó la pelota al segundo palo y Janson (27m.) apareció por detrás y libre de marcas, para sacar renta máxima de una salida en falso del arquero local.

El gol sacudió la modorra de un ‘Globo’ que, adelantó unos metros a los laterales, buscó lastimar a través de los lanzamientos de Cristaldo y mostró más activo al tándem de ataque Briasco-Chávez.

Y sobre los 41m., luego de un envío largo de Hezze, se produjo una doble falla en el fondo visitante, con una cobertura deficiente tanto de Amor como Giannetti, que le permitió a Briasco, en ligera posición adelantada, establecer el 1-1 parcial.

Pero Vélez, que había sido mejor en los 45m., logró desequilibrar otra vez, a partir de la labor del mejor valor en esa etapa inicial, el zurdo Orellano.

El juvenil de 20 años incomodó por derecha y desbordó a Grimi, la pelota derivó a la posición de Janson, quien la devolvió al medio por donde apareció Tarragona, que sometió a Cambeses de zurda y le puso justicia al resultado, al cabo del primer período

Las entradas de Juan Fernando Garro y Esteban Rolón modificaron el esquema táctico del DT Damonte, que pasó a un dibujo más clásico de 4-4-2.

El desarrollo se volvió más trabado; aparecieron algunas piernas fuertes y primó el desorden entre los dos. En ese contexto, Vélez hizo ganancia porque dejó transcurrir los minutos y ‘relojeaba’ la chance de acertar en alguna réplica.

En una de las escasas aproximaciones a la valla rival, Briasco –el más destacado del equipo local- se perdió la igualdad a los 34m., con una media vuelta que salió alta, tras una incursión del ingresado Bonifacio.

De allí hasta el cierre, Vélez tuvo el tercero en los pies de Juan Martín Lucero y el arquero Cambeses adivinó la intención, mientras que el ‘Globo’ apostó a los centros que no hicieron daño. Así, el resultado no se modificó.

En la próxima jornada, Huracán será local de Patronato de Paraná (viernes 27, a las 17.10); mientras Vélez jugará ese mismo día ante Gimnasia y Esgrima La Plata, en el José Amalfitani, pero desde las 21.30


Compartir:

Dejanos tu comentario